Acusan a Securitas de sobornar a un sindicalista de USO enchufando a su mujer con un trabajo falso

La Central Sindical Obrera Independiente (CSOI) ha presentado un escrito de denuncia ante el Ministerio de Empleo y Seguridad Social –a la atención del departamento de Inspección de Trabajo– en el que acusa a la empresa de seguridad Securitas de haber colocado a la esposa de un sindicalista de USO en la plantilla de la compañía mediante un puesto de trabajo falso, con el objeto de que el representante laboral defendiera los intereses de la patronal en la negociación colectiva.

El escrito, al que ha tenido acceso OKDIARIO, señala que el sindicalista cuya mujer salió favorecida por este acuerdo es Antonio Duarte, un representante laboral que pertenecía a la Sección Sindical de USO y que era trabajador (luego liberado) de la multinacional Prosegur. Duarte es uno de los >rmantes del Convenio Sectorial de Seguridad y ha protagonizado varios escándalos que provocaron su salida de USO tras ser expulsado precisamente por defender los intereses de las empresas en lugar de favorecer los de los trabajadores.

En la denuncia, la CSOI asegura que en el año 2011 la esposa de Duarte “ejercía su trabajo en el Sistema de Salud de Cataluña desde donde solicitó una plaza en el Servicio de Salud Gallego“. El traslado “tenía su motivo en la relación sentimental que le unía con Antonio Duarte con residencia en Lugo y con quien Tnalmente se casó en 2013”.

Sin embargo, en el escrito se señala que, al margen de estos hechos y como verdadero origen de la denuncia, la esposa de Duarte “consta en el censo de trabajadores de la empresa de seguridad Securitas en Madrid desde el año 2011, como fecha de alta sin que se haya producido su baja hasta la fecha y sin haber realizado nunca trabajo efectivo“. El escrito de denuncia fue presentado ante el Ministerio de Empleo el pasado 9 de febrero.

“El origen de este alta y sueldo dentro de la empresa Securitas corresponderían a un posible soborno o trato de favor hacia su pareja, Antonio Duarte, al amparo de su cargo sindical, ya que de otra manera resultaría absurdo que una empresa de ese nivel mantuviera en alta a una trabajadora en Madrid que nunca había pisado sus instalaciones y que, además, estaba trabajando de manera ininterrumpida primero en el Servicio de Salud de Cataluña y posteriormente en el de Galicia, pero en ningún caso para Securitas”, indica la CSOI en la denuncia.
Además, el escrito apunta que “este trato de favor hacia el señor Duarte se suma a la larga lista que posee, junto
Además, el escrito apunta que “este trato de favor hacia el señor Duarte se suma a la larga lista que posee, junto
con la Cruz al Mérito entregada por el Comisario Jefe de la Unidad de la Seguridad Privada Don Esteban Gándara y que al tiempo ha demostrado a todas vistas que no merecía: imputaciones, irregularidades, revisión de la pensión de incapacidad reconocida…”.

Por todo lo expuesto, la CSOI solicita a la Inspección de Trabajo que “compruebe la vida laboral de la implicada” para comprobar que efectivamente Tgura como asalariada de Securitas y, además, insta al organismo público a investigar para dilucidar si “este tipo de políticas han sido una tónica general para esta organización empresarial a la hora de ser favorecida por diversas a>liaciones sindicales“.

“En este sindicato sabemos que ha sido así y por ello animamos a llevar a cabo una investigación más exhaustiva ante los hechos denunciados ocultándolos dentro del entramado de empresas y servicios que Securitas presta. En caso de que las investigaciones también comprueben la veracidad de los hechos expuestos solicitamos nos sea comunicado para presentarnos como acusación popular en el juzgado“, concluye el escrito.

Poco más de un mes después de presentar esta denuncia ante el Ministerio de Empleo, la CSOI recibió una respuesta por parte de la Dirección General de la Policía (ante la que también había manifestado los hechos descritos) en la que solicita al sindicato que presente una denuncia formal “que sirva como indicio de la oportuna investigación por la unidad policial competente”.

No obstante, en su respuesta, la Dirección General indica que la esposa de Duarte “no consta en la base de datos de Seguridad privada como habilitada en ninguna de las categorías profesionales que capacitan para el ejercicio de funciones en este ámbito, por lo que su desempeño profesional no puede ser supervisado por la Unidad Central de Seguridad Privada.

EFE

maxresdefault
 

Deja un comentario