ATES CONVOCA HUELGA EN EL AEROPUERTO DE MADRID-BARAJAS: "La seguridad no puede ser negociable"

Los trabajadores de los controles de acceso de seguridad en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas han anunciado jornadas de huelga.

Desde el 14 y hasta el 31 de julio los trabajadores de los controles de acceso de seguridad en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas estarán en huelga parcial.

La huelga será de 5.30 horas a 6.30 horas, de 10.30 horas a 11.30 horas,de 14 horas a 15 horas y de 19 horas a 20 horas.

La huelga ha sido convocada por ATES, el sindicato mayoritario en seguridad en Barajas. Afectará tanto a auxiliares como a vigilantes del grupo Prosegur.

Soledad Risco, del comité de huelga, ha explicado a Madridiario que se han reunido varias veces con la subrogración de seguridad del aeropuerto «sin resultado de mejoras en el servicio y en la calidad del vigilante de seguridad y los auxiliares que realizan sus funciones de filtros de pasajeros». «No podemos levantarnos al baño, no se reconoce nuestro trabajo. Si a nosotros se nos escapa un explosivo, y ocurre algo, la responsabilidad es nuestra, vamos a la cárcel», explica Risco.

Los trabajadores exigen unas mejoras de las condiciones a la hora de realizar el trabajo que «garanticen la seguridad de todos, que el servicio funcione», puesto que «nos vemos obligados a hacer escáneres de maletas en dos segundos», apostilla la trabajadora, y añade que así «es imposible garantizar la seguridad de nadie».

Están dispuestos ha dialogar tanto con Aena como con Fomento acerca de la problemática que «estamos sufriendo desde hace muchísimo tiempo». Entre las reclamaciones, la principal es reconocer la responsabilidad en el trabajo que desempeñan, recordando que se mantiene la alerta terrorista nivel 4. También piden que se mejore la formación «por la seguridad de todos».

Reclaman la falta de personal y unos horarios inhumanos: «nos levantamos a las tres de la madrugada, lo que conlleva una pérdida de atención en el escáner, cuando podríamos rotar correctamente y no estar mirando horas el escáner, poniendo en riesgo la seguridad de los pasajeros».
Además, los trabajadores tienen problemas para los relevos de descanso, lo que genera problemas de salud tales como infecciones de orina al no poder ir al servicio.
1122

Deja un comentario