DETENIDO UN HOMBRE POR INTENTAR APUÑALAR A UN VIGILANTE DE LA ESTACIÓN INTERMODAL DE PALMA

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de un hombre acusado de intentar apuñalar con un cuchillo de cocina -de grandes dimensiones- al personal de seguridad de la Estación Intermodal de Palma.

Los hechos se produjeron a las 17.30 horas del pasado sábado en la zona de tornos de acceso al recinto ferroviario. El vigilante pudo observar a un individuo, conocido de intervenciones anteriores, el cual suele sentarse en la entrada de la estación para beber alcohol e insultar a los transeúntes de forma habitual.

Se trata de una persona muy conflictiva que con anterioridad ha sido expulsada en numerosas ocasiones del recinto. El sujeto es un hombre de nacionalidad española, de unos 45 años, un metro setenta de altura y con problemas de sobrepeso.

En un momento dado, uno de los vigilantes observó como el sospechoso se puso a orinar e insultar a la gente que le estaba recriminando ese comportamiento. Acto seguido, el responsable de la seguridad privada le solicitó que abandonara el lugar y le acompañó a la vía pública.

Unos minutos más tarde, a través de un ascensor de la estación volvió a acceder al recinto portando un cuchillo de cocina con el que esgrimiéndolo le abalanzó sobre el vigilante a la vez que gritaba se donde vives y no sabes quien soy yo. Mañana te echan de aquí, siendo interceptado por otros componentes del equipo de vigilancia. Los integrantes del equipo de seguridad lograron sujetarle los brazos y arrebatarle el cuchillo hasta la llegada de una dotación policial que procedió a su detención. De todo ello, quedó constancia gracias a la grabación de las cámaras que fueron aportadas a los agentes. Se da la circunstancia de que el día anterior, este hombre ya había amenazado de muerte a otro vigilante que ejerce sus funciones en la zona de la estación de autobuses.

El altercado se produjo en una hora de máxima afluencia de pasajeros. Algunos pasajeros se asustaron mucho al ver a un hombre con un cuchillo totalmente fuera de control.

Fuente: ultimara.es