Disponibilidad del vigilante de seguridad fuera de su horario laboral

En los últimos años es cada vez mas habitual en las empresas de seguridad el envío por parte de la empresa de correos electrónicos, llamadas, he incluso WhatsApp a los trabajadores comunicándoles cambios de servicios, turnos, etc. 

El estatuto de los trabajadores en su articulo 34 establece la obligación de la entrega de los cuadrantes de trabajo con una antelación mínima de 5 días. El convenio colectivo de seguridad lo mejora en un mes, pero indicándolo solo en cuadrantes anuales. Todo ello se supone para posibilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Empresas como SECURITAS fueron denunciadas por ATES ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ya que no cumplía ni si quiera con estos 5 días. Tras resolución favorable a nuestro sindicato, La inspección de trabajo requirió a la empresa para que cumpliese con esta obligación. A fecha de hoy SECURITAS ya entrega los cuadrantes con 5 días de antelación, pero en los últimos meses lo hace entregando cuadrantes inferiores a la jornada mensual realizando posteriormente este tipo de llamadas y mensajes para rellenar el cuadrante. Practica también denunciada por ATES.

La jornada de trabajo tanto mensual como diaria viene establecida en el convenio colectivo y en el contrato con unos límites establecidos en el estatuto de los trabajadores. Por lo que el trabajador solo tiene la obligación de prestar servicios a su empresa dentro de ese horario. Solamente se tendrá la obligación de recibir llamadas, mensajes, correos etc. por parte de la empresa cuando el convenio colectivo de tu empresa o el propio contrato de trabajo lo establezca y sea reconocida esa disponibilidad, aunque no se esté trabajando. En este caso se tiene que retribuir un PLUS de disponibilidad y el trabajador tendrá que estar atento por si la empresa contacta con él.

El convenio colectivo estatal de seguridad privada no establece este plus de disponibilidad por lo que el trabajador una vez finaliza su jornada no tiene ninguna obligación de recibir ordenes ni responder a correos electrónicos WhatsApp o llamadas. Tampoco puede la empresa imponer esta disponibilidad, aunque sea remunerada ya que el convenio no lo establece.

Otra cosa seria las guardias presenciales o retenes, donde en este caso el trabajador etario disponible para la empresa en el centro de trabajo. Y seria de forma voluntaria por parte del trabajador si este ha superado su jornada ordinaria.

ATES SAV