La Inspección de Trabajo da la razón parcialmente a ATES a denuncia de falta de EPIs en el Aeropuerto de Manises

Según denunció ATES, los Vigilantes de Seguridad del Aeropuerto de Manises, están en un peligro constante de contagio ya que han de mantener un contacto directo y cercano con los pasajeros y sus pertenencias, realizando cacheos constantes. 

Ha denuncia presentada por el Sindicato ATES por la falta de EPIs, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha dado parcialmente la razón a nuestro sindicato. 

La inspección comunica que SEGURISA, tras revisar la evaluación de riesgos de los trabajadores, ha decidido encuadrarlos en el grupo de “bajo riesgo o baja exposición en trabajos de intervención”, determinando que no es necesaria la utilización de equipos de protección de las vías respiratorias.

Al mismo tiempo comunica que la empresa está siguiendo el Plan de contingencias de medidas de seguridad por COVID-19, procedente de AENA para todos los aeropuertos y en el que se Trasmiten las instrucciones de AESA, procedentes a su vez de la Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, en el que se establecen medidas para limitar inspecciones manuales y se indica, entre otros, que se debe evitar el contacto frontal y realizar la inspección permaneciendo detrás de la persona. Los vigilantes se deben cambiar los guantes después de cada inspección manual.

Según los protocolos enviados, los trabajadores deben proceder a cambiarse de guantes, entre otras ocasiones, cuando realizan una inspección manual, y llevar a cabo la higiene de manos con cada cambio de guantes. De momento no se les ha facilitado geles higienizantes porque según la empresa hay unos aseos cercanos. Por lo que se ha advertido a la empresa que debe garantizar y asegurarse, en todo caso, mediante un sistema de relevos o dotando a los trabajadores de geles adecuados, que estos pueden cumplir, íntegramente y siempre, los protocolos correspondientes.

La inspección comunica que se ha de estar a lo dispuesto en el artículo 5.5 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, que establece expresamente queEl Ministro del Interior podrá dictar las órdenes, resoluciones, disposiciones e instrucciones que considere necesarias a todos los sujetos incluidos en el ámbito de aplicación de la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada”.

Seguramente en los próximos días, con el cambio de criterio respecto a la utilización de las mascarillas por parte del gobierno, se nos dará la razón totalmente.

Sindicato ATES