LA INSPECCION DE TRABAJO DA LA RAZON AL SINDICATO ATES-SAV POR DENUNCIA DE UNA VIGILANTE SIN VEHICULO OBLIGADA A REALIZAR LARGOS TRAYECTOS

Hace unas semanas el sindicato ATES-SAV interpuso denuncia ante la Inspección de trabajo de Valencia ya que Securitas obligaba a una vigilante de seguridad de  60 años de edad, sin vehiculó propio, y recientemente incorporada tras muchos meses de baja por depresión, a realizar servicios en localidades fuera de la ciudad de Valencia, donde no disponía de trasporte publico para el regreso ni se le facilitaba ninguno de los muchos vehiculos de que dispone la empresa

Dada la total falta de empatía del jefe de servicios, ATES presento denuncia ante la Inspección de trabajo comunicando los hechos ya que SECURITAS en Valencia dispone de mas de 600 vigilantes de seguridad, y decenas de vehiculos  e incomprensiblemente el jefe de servicios tenia que enviar a está Vigilante.

Finalmente la Inspección de Trabajo nos ha dado la razón y ha instado a SECURITAS a que cumpla el articulo 58 del Convenio estatal de Seguridad privada donde regula las Macro-concentraciones urbanas o industriales, y establece entre otros requisitos que los municipios deben estar siempre “comunicados por medio de transporte publico a intervalos no superiores a media hora, a la entrada y/o salida de los trabajadores”