La seguridad privada a las órdenes de Marlaska y los soldados serán autoridad según el real decreto

El real decreto que declara el estado de alarma durante los próximos 15 días otorga el carácter de agentes de la autoridad a los miembros de las Fuerzas Armadas que tengan que desarrollar alguna función relacionada con la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19.

El texto ha incorporado una nueva disposición adicional que refuerza la capacidad de mando de los militares que tengan que intervenir en los próximos días. La norma aprobada establece que “los miembros de las Fuerzas Armadas en el ejercicio de las funciones previstas en este real decreto tendrán carácter de agentes de la autoridad“. Por tanto, cualquier desobediencia a sus órdenes o instrucciones puede ser sancionada administrativa o penalmente. El real decreto ha ampliado también las facultades del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que “podrá dictar las órdenes, resoluciones, disposiciones e instrucciones que considere necesarias a todos los sujetos incluidos en el ámbito de aplicación de la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada”.