¿Puedo verme afectado por un ERE si he estado en ERTE?

En este sentido lo primero que debemos tener en cuenta es que el Real Decreto Ley 2/2021, de 26 de enero, de refuerzo y consolidación de medidas sociales en defensa del empleo, ha prorrogado los ERTES hasta 31 de mayo de 2021; además, no sabemos si esta medida va a seguir prorrogándose, por lo tanto, debemos estar atentos a una posible nueva regulación.

En segundo lugar, advertir que mediante el Real Decreto Ley 8/2020 se estableció una medida extraordinaria de protección para los trabajadores por la cual, las empresas que hayan acudido a los ERTE deben mantener el empleo durante 6 meses desde la fecha de reanudación de la actividad, a excepción de las empresas en riesgo de concurso de acreedores.

A mayor abundamiento, el Real Decreto 9/2020 incluyó una nueva garantía del empleo ya que dispuso que ni la fuerza mayor ni las causas técnicas, organizativas, productivas o económicas, podrían considerarse justificativas de del despido. 

Así y todo, la cuestión es compleja y debemos significar que estas dos medidas dan lugar a muchas dudas interpretativas que ya se están resolviendo por parte de los Juzgados de lo Social, pero con pronunciamientos diversos. Sin entrar en mayores detalles, los ERES o despidos fundamentados en causas técnicas, organizativas, económicas y productivas podrían ser considerados como improcedentes o incluso nulos y, además, si no se ha observado el mantenimiento del empleo durante 6 meses tras un ERTE, las empresas deberían devolver las ayudas concedidas.

La cuestión que sigue en el aire es ¿podría realizar la empresa un ERE o un despido individual alegando causas técnicas, organizativas, económicas y productivas que fueran ajenas a la COVID-19? Para dar una respuesta clara a la cuestión planteada deberemos necesariamente esperar a la interpretación judicial que se haga de la normativa.